Testículos y Cerebro: lo que más nos separa de los Neandertales

El neandertal es un espécimen perteneciente al género homo, que se encuentra extinto actualmente y se calcula que existió desde hace unos 230.000 hasta hace poco menos de 28.000 años. Habitó en las regiones de Europa y en el oriente medio de Asia. Anatómicamente está comprobado que los neandertales eran más robustos que los humanos modernos, con tórax y cadera más anchos pero con las extremidades más cortas.

Su cráneo es caracterizado por su doble arco superciliar, por la usencia del mentón, frente huidiza y la capacidad media craneal que es más grande a la de los humanos modernos. Estudios anatómicos recientes, señalan que pudiese existir la posibilidad de que tuvieran un lenguaje articulado para poder comunicarse entre ellos.

También se cree que los neandertales eran seres omnívoros que explotaban una gran variedad de alimentos relacionados con las pesca como los mariscos. No obstante, existen registros de que también cazaban animales de gran tamaño como los mamuts. Se han hallado indicios de que esta especie en ciertas oportunidades hayan sido practicantes del canibalismo y de la inhumación de sus congéneres a la hora de sus enterramientos primarios.

Influencia del ADN Neandertal en los humanos modernos

Gracias al apareamientos de nuestros antepasados Homo Sapiens con los neandertales hace decenas de miles de años todavía se ve reflejado en nuestro AND. Pero la pregunta es: ¿hasta qué punto sus genes condicionan hoy en día nuestros rasgos?

Gracias a investigadores norteamericanos que realizaron estudios llevados a cabo hasta la fecha, lograron respondes a esta incógnita y llegaron a la conclusión que más o menos alrededor del 25% de la genética heredada por nuestros antepasados tiene influencia neandertal y posee ese poder en gran parte de nuestros tejidos corporales.

No obstante, la influencia neandertal se limita en algunas partes como es en el caso del cerebro y de los testículos, circunstancia que logro sorprender de gran manera a los investigadores. Según McCoy esto se debe a que son tejidos altamente evolutivos y propone que la selección natural había propiciado que la herencia neandertal en estos dos tejidos quede en un plano más segundario.

Cerebro y testículos lo que mas nos diferencian

Curiosamente en donde se expresan menos alelos neandertales es en la zona del cerebro y de los testículos. Esto quizás sea obra de la gran evolución que han presentado en los últimos tiempos y a que las divergencias son mayores. Por esa razón podemos decir que lo que más nos diferencia de los neandertales son estas partes del cuerpo.

En el caso especifico del cerebro, los investigadores lograron observar que en la parte del cerebelo la influencia neandertal era casi nula e inexistente, también se observo los mismo en el gen asociado con la depresión, autismo y de los trastornos obsesivos-compulsivos e incluso en la dependencia de la nicotina que ha experimentado cambios en la variantes habitual de los humanos modernos.

Mientras que en los testículos, se logro observar la baja influencia neandertal en el gen que logra producir una proteína que forma parte de los espermatozoides, logrando alterar también la parte reproductiva de los seres humanos modernos.

Influencia perjudica, influencia beneficiosa de los neandertales

Mas allá del cerebro o de los testículos, los resultados de la investigación también arrojaron información sobre influencia neandertal en aspectos como la altura, pero también sobre el riego de contraer esquizofrenia y lupus.

También hay ejemplos de genes heredados que nos ayudan como el caso de un gen que aumenta la supervivencia o el éxito reproductivo de los humanos modernos y los componentes claves de nuestro sistema inmune.

 

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *