Rinoplastia: Cirugia Estética

Dentro de la gran variedad de opciones quirúrgicas estéticas que se realizan en el mundo, la rinoplastia, es la operación estética de nariz de las más recurridas y más practicadas en todo el mundo. Este procedimiento quirúrgico ha sido perfeccionado através del tiempo con ayuda de la tecnología y se realiza en todo el mundo en hospitales y clínicas profesionales.

La rinoplastia ayuda a corregir las imperfecciones que presentan los pacientes y con los cuales se sienten incómodos o que sencillamente quieren mejorar; este procedimiento corrige huesos salidos, gibas prominentes, desviaciones laterales, orificios nasales prominentes, corrección en punta nariz, una nariz ancha, entre otras; actualmente la rinoplastia y la septoplastia, que es el procedimiento quirúrgico que corrige tabiques desviados por nacimiento o algún trauma previo que impide la correcta acción de la respiración, pueden ser practicadas al mismo tiempo, a esta operación se le conoce como septorrinoplastia; cabe mencionar que este operación no debe ser practicada en pacientes menores de 16 años, ya que es la edad donde los huesos dejan de crecer y acomodarse como parte del desarrollo en el ser humano.

Antes de practicar la Rinoplastia en cualquier paciente se recomienda dejar de fumar, en caso de un paciente fumador para fomentar una buena cicatrización, llevar una buena alimentación, realizarse los estudios previos al proceso quirúrgico, la ingesta de aspirina entre otros. Durante el procedimiento es necesario el uso de anestesia local o general y su duración puede ser hasta de dos horas, aunque puede demorar más tiempo según la complejidad del caso.

Técnica de la rinoplastia

La técnica que se utiliza durante la Rinoplastia es a través de una incisión o corte dentro de las fosas nasales y este podría ser efectuado desde la parte exterior de la nariz en caso que se vaya a trabajar la nariz en el área de la punta o se injerte cartílago. Un vez que se termina la operación se coloca protección en forma de una férula que fomenta no sólo al proceso de curación del área; si no que también ayuda a que conserve la forma del hueso que fue intervenido a mantener su nueva forma. También es común el uso de tapones para mantener la estabilidad de la nariz y a la pared que divide las fosas nasales.

Una vez terminado el procedimiento el paciente podrá salir del hospital o clínica por lo que no es necesario pasar la noche en la institución donde se haya practicado; ahora , es normal que tanto la cara y la nariz sufran hinchazón y dolor , los tapones serán retirados en un periodo máximo de cinco días, y los resultados finales podrán ser vistos hasta en un año cuando la nariz haya dejado de presentar hinchazón o entumecimiento, también importante recordar que la cicatrización y la recuperación tardan varias semanas en sanar por completo, aunque se recomienda que el paciente deje sus actividades cotidianas al menos por una semana para promover el correcto proceso de sanación ; en el caso de la Rinoplastia las cicatrices son internas y/o de un pequeño grosor y tamaño.

Elegir el lugar donde hacerme la intervención

Antes de realizarse esta o cualquier proceso quirúrgico es muy importante conocer el lugar donde se va a efectuar, es de vital importancia que sea un hospital o clínica profesional en caso de cualquier contratiempo.

Elegir al profesional que efectuará la Rinoplastia es un proceso delicado, hay que recordar que esta operación deberá ser realizada con el mayor éxito posible, ya que afectará nuestra apariencia por el resto de nuestra vida y quién la practique debe contar con experiencia y recomendación. También el paciente debe discutir el resultado del proceso y las expectativas que se tienen con el mismo.

El algunos casos los resultados no son los que se esperan ya sea por la expectativa final del paciente o por someterse a este proceso por alguien poco calificado por lo que en algunas ocasiones es necesario someterse a una nueva Rinoplastia que resulta más complicado que el proceso anterior; de hecho un buen profesional aconsejará al paciente las mejores opciones en cuanto a estética, medidas y resultados que puede obtener cada paciente; de hecho hay quienes recomiendan a sus profesionales de confianza por considerarlos mas que profesionales: “artistas” por lo meticulosos, detallados y profesionales que resultan durante la práctica en los procesos que realizan y por la visión “artística” que poseen al practicar la Rinoplastia.

El costo de la operación varia en cada caso de acuerdo al caso y al profesional que la practique, el hospital o clínica donde se realice, los aditamentos necesarios, la anestesia y quién la practique, estudios previos, entre otros, por esta razón es básico someterse a la Rinoplastia con expertos en la materia y en clínicas y hospitales cien por ciento profesionales que nos eviten vivir una mala experiencia con consecuencias negativas en el futuro.

Rinoplastía como cirugía estética

Como recomendación es importante hacer una evaluación a nivel personal y decidir si efectivamente es necesario someterse a una Rinoplastia, ya que los resultados son perecederos y nos acompañarán en nuestro rostro por el resto de nuestros días; es una decisión que debe ser personal y que resulte favorable y positiva tanto en el exterior como en el interior de nuestra persona. Aceptarnos tal cual somos puede evitar que nos sometamos a cualquier procedimiento innecesario y desembolsemos un dinero que nos podemos ahorrar; ahora , si por el contrario un procedimiento de Rinoplastia fortalecerá nuestra autoestima e imagen, lo mejor es transitar por este procedimiento de la manera más profesional y responsable y elegir la mejor opción para cada paciente.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *