¿Qué es la cavitación y tipos?

Por más que hagamos las mejores dietas para mejorar nuestra salud, siempre nos quedan esas zonas imposibles de bajar o sacar de nuestro cuerpo, a la que normalmente llamamos “partes imposibles” además de esa insoportable celulitis, y si teníamos la idea de sacarla pensábamos en la liposucción, pero existe una nueva solución, la Cavitación.

cavitacion

Cómo funciona la cavitación

Es un medio no invasivo que destruye las células adiposas, lo que produce que se transformen en líquido y que a su vez sea eliminada por el sistema linfático o vías urinarias. Por medio de un rodillo inteligente que produce micro burbujas de vacío de forma controlada lo que produce la cavitación, que al final termina siendo una onda ultrasónica modulada con múltiples frecuencias. Las micros burbujas tienen un efecto de succión en el tejido conjuntivo, donde se encuentra la grasa y la destruye desde el interior.

Antes de cada sesión de cavitación, se recomienda una dieta hipocalórica y beber mínimo 2 litros de agua, antes y después de cada tratamiento ya que es una parte importante para eliminar las grasas.

Cada sesión dura alrededor de 30 a 40 minutos y se puede hacer en diferentes partes del cuerpo como el abdomen, piernas, nalgas, brazos. Después de esto, se deben realizar técnicas de drenaje, masaje para facilitar la expulsión de las células grasas, con esto se evitara la absorción de las células grasas.

Existen varios tipos de cavitación:

  • Cavitación estable: es la tradicional, la alternativa a la cirugía, que es menos agresiva y reduce las celulitis. Siempre deja con buenos resultados.
  • Doble cavitación: son dos ondas de frecuencias combinadas de micro burbujas de gas. Estas ondas producen una temperatura elevada interna por el efecto de la vibración y produce la expulsión de las células adiposas. Si se combina con el endomasaje, se crea una succión encima de la célula y se produce un estiramiento del tejido, lo que proporciona oxigeno a la zona y una mejor irrigación sanguínea. Es necesario que se realice un drenaje en la zona que se hizo la cavitación para la rápida eliminación de las células. No se necesita anestesia, pero se tiene que realiza un control previo al proceso. Se pueden ver resultados a la tercera sesión y su efecto es duradero.
  • Ultra cavitación: es el uso de ultrasonidos de baja frecuencia, esto logra romper el tejido graso sin afectar la circulación.

Las sesiones de cavitación se  deben realizar cada 72 horas, debido a que es el tiempo que necesita el organismo para eliminar  las grasas. En cada sesión se reduce de 2 a 3 cm. Lo más recomendado es que se realice de 6 a 10 sesiones de este tipo de tratamientos para que se pueda ver un cambio satisfactorio.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *