Por qué ser firmes, estrictos y disciplinados con los hijos

De nuevo quiero que imagines algo, visualiza que te diagnosticaron una enfermedad crónica, y que el médico te dijo que si te alimentabas bien y que si hacías ejercicio, esa enfermedad no te iba a hacer ni cosquillas, pero que si no lo hacías, ese problema de salud podría ser mortal, y entonces tú decides cambiar tu vida, todos los días te levantas a las 6 de la mañana con ese frío mañanero que cala, y aunque tu cuerpo te pide estar en camita, tú te obligas a ejercitarte, correr o ir al gimnasio, imagina que decides decir NO a todas tus comidas grasosas que más te gustan, y aunque te mueres por una sola probadita por dentro dices NO y no lo hace.

Imagina que, a pesar de toda esa frustración, de todo ese dolor físico del ejercicio, y de lo agonizante que es ver a otros comiendo cosas que tú no puedes, logras hacer de esto tu estilo de vida, y te sientes con una energía y vitalidad que desde hacía mucho tiempo no habías sentido ¿Como te sentirías contigo mismo al haber hecho todo esto? quiero que mantengas esta respuesta en tu mente.

Ahora imagina el caso opuesto, que prefieres quedarte en tu camita calientita, en la sala de tu casa viendo televisión, en lugar de esforzarte por hacer ejercicio, imagina que comes todo lo que se te antoja y la comida saludable ni la volteas a ver porque eso no sabe tan bien, pero claro como es esperable, después de un tiempo, llegan las consecuencias, y cada vez te sientes peor, cada vez tu cuerpo se deteriora más y cada vez la enfermedad va aumentando ¿Como te sentirías contigo mismo al haber hecho todo eso?

Ahora quiero que recuerdes tus dos respuestas a las preguntas anteriores y respóndete, en el primer caso ¿Hubieras sentido odio hacia ti por haberte obligado a levantarte temprano y sufrir la agonía de comer saludablemente? quiero que te digas si en el segundo caso ¿te hubieras sentido feliz y agradecido por no haberte cuidado y por haber permitido que la enfermedad creciera?

padres firmes

¿Siendo firmes con los hijos estos desarrollaran antipatía?

Entonces explícame tú, porque hay tantas personas que creen que, siendo firmes con los hijos, estrictos y disciplinados, los niños van a desarrollar antipatía por ellos, explícame porqué hay quienes creen que permitiendo que los hijos hagas cosas negativas, pero que los diviertan o los hagan sentir bien, al final del día van a terminar agradecidos hacia sus papás.

Entonces ¿La disciplina y el amor se contraponen? claro que no, van juntos, de la misma forma en la que si tú te disciplinas para hacer lo que debes hacer, aunque duela, aunque cueste trabajo, al final de cuentas te vas a sentir bien contigo mismo.

Igualmente si tu disciplinas a tus hijos aunque les cueste trabajo, aunque renieguen, créeme que cuando sean grande te lo van a agradecer, pues disciplinar es una forma de dar amor a nosotros mismos o a los niños, y vaya ¿qué no daríamos muchos adultos? por tener a alguien que nos levante del sillón y nos obligue a trabajar extra por alcanzar nuestros sueños, alguien que nos quitara la comida poco saludable del plato, o alguien que motivara y forzara a mantener un cuerpo saludable.

Bueno pensándolo bien, hay muchos adultos que pagan mucho dinero por tener entrenadores que hagan todo eso, ¿pero sabes qué? tus hijos ya lo tienen, no necesitan pagar, y créeme que, si desde pequeños nos hubieran enseñado todos estos valores, muchos adultos tampoco necesitarían pagar, así que te invito a que empieces a demostrar tu amor a tus hijos, preparándolos desde ahorita, aunque sea difícil, para que sean hombre y mujeres felices y preparados para la vida.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *