¿Por qué dormir poco nos hace más viejos?

Ya no duermes como los niños, a medida que pasan los años los problemas del sueño son más frecuentes en las personas de tercera edad. Esto está muy vinculado con el ritmo de su cerebro. Este ritmo regula el cerebro que libera melatonina, esta es una hormona,  que se dirige al torrente sanguíneo, como reacción a la oscuridad y que es la que nos hace dar el sueño al ser humano, disminuye su tensión arterial.

La regulación de este ritmo va dirigida por el estímulo que recibe la retina por lo claro de  la luz azul. Al pasar los años, el cristalino se va tornando de color amarillo, esta coloración evita que le entre la luz azul a la retina. Esto al pasar los años ya no se puede evitar.

Vivir, en muchos sentidos, es dormir cada vez menos. Cuando somos recién nacidos podemos dormir hasta 16 horas al día, pero cuando ya somos mayores llegamos a dormir como 5 horas al día nada más.

No tenemos conocimiento alguno que nuestros ancianos duermen menos porque necesitan dormir menos o porque duermen todo lo que necesitan, lo que pasa es que no es la vejez nos quite el sueño, es que nos envejecemos.

Todos los animales que existen en el mundo tienen que dormir, evolutivamente es muy extraño, mientras los animales duermen, están inconscientes y son más vulnerables a los ataques, por eso nos preguntamos siempre porque la evolución de los seres vivos no haya sido capaz de acabar con este trámite  tan incómodo y poco apropiado.

Aquí tenemos como una lección biológica en la cual dice: el sueño y la vida están profundamente conectados.

Diferentes estudios han comprobado que dormir bien nos mantiene la agudeza mental, a medida que nos hacemos más viejos eso va disminuyendo, dormir lo suficiente.

El dormir bien nos ayuda a mantener joven nuestro cerebro, se  ha descubierto que las personas que duermen menos tienen su cerebro envejecido, estos estudios nos dicen que la privación del sueño es un factor significativo en el deterioro e incluso la demencia de nuestro cerebro.

Los diferentes  cambios que se producen en nuestro cerebro se deben a todas  las pérdidas  que se relacionan con las conexiones neuronales,  estas se  producen de manera progresiva en el cerebro desde prácticamente cuando la persona empieza su período de vida desde los treinta.

Según los datos ya investigados, una persona de 50 años tiene la mitad de sueño profundo que una persona de 20 años y a los 70 años, el sueño de calidad se ha desaparecido. Estas investigaciones han arrojado en los trabajos de neuroimagen, sus experimentos se basan en trabajos con ratones.

Se examinaron a 66 adultos chinos de edad prolongada, los cuales se sometieron a estudios con escáneres cerebrales, de resonancia magnética, midieron el volumen de sus cerebros en un periodo dos años.

Los resultados arrojaron que estas personas dormían menos tenían bien sus funciones cerebrales, se había notado un declive en el aspecto cognitivo relacionado con la edad y el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer que los de aquellas personas que dormían más.

sueño profundo

Por eso dicen los investigadores que siete horas de sueño al día para los adultos mayores parece ser el punto óptimo para el buen funcionamiento de su sistema cerebral ya que a medida que son las personas más mayores, su cerebro se va deteriorando de manera progresiva.

El cual se afirma que las señales químicas que indican la necesidad de sueño siguen ahí, pero las neuronas se vuelven menos eficaces al detectarlas.                                    

El insomnio envejece:                               

Existe una fuerte conexión entre la falta de sueño y las diferentes enfermedades. Está relacionada con la perdida de nuestra precisión motora y un deterioro de manera significativa de nuestra capacidad de percepción.

Además nos sentimos sin interés alguno, nos genera serios problemas en nuestra capacidad para pensar,  aprender y tomar decisiones. Nos aumenta  los problemas, oncológicos, cognitivos, metabólicos y endocrinos. Es decir cuando nos hace falta el sueño en nuestras vidas trae como consecuencia el envejecimiento.

Tenemos que tener presente que mientras nos ponemos a pensar que la vejez nos quita el sueño, tendríamos que pensar al revés, que sea la falta de sueño la que nos hace más viejitos.

Cuál es la clave para retrasar la vejes?

Existen unos medicamentos que nos ayudan a dormir como son los somníferos, son sedantes que nos ayudan a conciliar el sueño.

Otros métodos es la estimulación eléctrica cerebral o terapia cognitiva puede ser prometedora, pero está en estudios.

Se está investigando mucho en esto pero solo se necesita dormir mejor, no debemos tomar estimulantes para dormir, evitar las comidas pesadas, practicar deporte en forma consistente ayudan a tener sueño de mejor calidad, y con ello mucha mejor salud.

 

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *